Comunicado de Prensa

image_pdfimage_print

PAME hizo un llamamiento a la clase obrera, a los trabajadores autónomos y a los pequeños comerciantes a participar masivamente en la manifestación convocada por los sindicatos de trabajadores de Comercio y los sindicatos de comerciantes autónomos y pequeños comerciantes el martes 23 de julio a 19:00. en Omonia Square.

Hemos respondido con decisión a los esfuerzos del gobierno, las multinacionales y los grandes grupos empresariales para abolir un logro más de los trabajadores, el domingo festivo.

Hace 103 años se logró que el domingo fuera un día de descanso a través de duras luchas de la clase obrera y ahora quieren abolirlo, retrocediendo un siglo la historia.

El domingo, 03 de enero 1910 fue el día en que el domingo festivo se consolidó y aplicó por primera vez en Grecia. Fue un gran logro de la clase obrera de nuestro país.

El régimen laboral que se mantuvo hasta 31 de diciembre 1909 para todos los trabajadores de Grecia tenía muchas características de la esclavitud, se pasaban toda su vida en las fábricas trabajando durante 12 horas, 14 horas y 16 horas sin parar, sin un respiro, sin descanso, sin un día libre para descansar.

Había trabajadores que no habían visto el sol y la luz durante muchos años. Salían de sus casas durante la noche y regresaban por la noche. Y esto ocurría durante muchos años sin parar.

El día de fiesta del domingo fue una victoria histórica de toda la clase obrera de nuestro país, un hito histórico y punto de partida de la lucha de clases organizada.

La clase obrera no debe quedar atrapada en dilemas artificiales, si las exigencias de capital piden una jornada ininterrumpida a los trabajadores de comercio, empiezan con ellos, mientras que su objetivo es la abolición de la fiesta el domingo su totalidad. Su objetivo es atacar a la clase obrera en su conjunto, mediante la imposición de condiciones de trabajo obligatorio, antes de la abolición de la fiesta el domingo.

Dimos una respuesta común todos los trabajadores, por cuenta propia a los monopolios que devastan la vida de la clase obrera y arruinan a los comerciantes y artesanos, incrementando sus beneficios cada día.

El martes 23 de julio debemos mostrar al gobierno, a las grandes empresas, a la Unión Europea, que tenemos el poder, que tenemos la determinación de ponerles obstáculos. Para defender nuestras vidas.

Junto con nuestras familias, asistimos a la manifestación de los sindicatos, de los trabajadores autónomos.

TODOS JUNTOS EL MARTES 23 de julio en la calle OMONOIA, a las 7 pm

Comments are closed.