PAME denuncia la requisiçao civil contra los trabajadores portugueses

PAME denuncia la imposición por parte del gobierno portugués de la requisiçao civil en los conductores del transporte por carretera portugués, así como el uso de la policía y las fuerzas armadas como mecanismo para romper la huelga.

Los camioneros portugueses están en huelga exigiendo la firma de un nuevo convenio colectivo y aumentos sustanciales del salario básico que actualmente está en 630 euros. Apoyando directamente a los empleadores, el gobierno portugués ha impuesto requisiçao civil para atacar la huelga y las demandas legítimas de los trabajadores.

A toda Europa, los grupos empresariales, la UE y los gobiernos están atacando el sindicalismo y la acción de los trabajadores. Están intentando a socavar y prohibir el derecho de los trabajadores a la huelga.

Su objetivo es garantizar la rentabilidad de las empresas, el aplastamiento de las demandas de los trabajadores, obstacular la resistencia y las luchas de los trabajadores, imponer silencio y esclavitud moderna en los lugares del trabajo.

Frente al autoritarismo y la represión, los trabajadores tienen el instrumento de la solidaridad de clase, la organización y acción colectiva.

Denunciamos al gobierno portugués por atacar las luchas y demandas de los trabajadores y expresamos la solidaridad del movimiento sindical de clase de grecia con la justa lucha de los trabajadores portugueses del transporte por carretera